lunes, 27 de septiembre de 2010

Justicia en Colombia…..Jurídica o Narco-terrorista???? Que dice usted!!!

En Colombia la justicia puede tener gran cantidad de matices; puede ser lenta, extraña, injusta, hasta graciosa!!! Pero, en algunas ocasiones, la justicia es manipulada por poderes políticos y económicos ocultos. Los cuales no solamente buscan un beneficio; sino que, con sus acciones debilitan el Estado de Derecho del país.
Es el caso del Coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega; el cual fue la cabeza visible, para el rescate del Palacio de Justicia, por parte del Estado, el 6 de noviembre de 1985; la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia iba a fallar con respecto a la ley de extradición contra los narcotraficantes. Ese mismo día, un grupo terrorista del M-19, se tomó las instalaciones del Palacio de Justicia secuestrando a la Rama Judicial Militar, en busca de sensacionalismo político, como también, quemar todos los expedientes de los posibles extraditables que se encontraran en el recinto.
El M-19 tenía la idea de lograr el mismo triunfo político y económico que había obtenido en 1980; cuando un grupo de guerrilleros se tomaron la embajada de la República Dominicana. Logrando  huir a Cuba con varios millones de dólares[1]. Pero a diferencia de esa oportunidad, el Sr. Presidente Belisario Betancourt, da la orden a la Fuerza Pública de la re-toma del Palacio de Justicia. En este operativo, y después de dos días de fuertes combates, la Fuerza Pública logran rescatar a más de 260 personas, entre estas, 40 magistrados. Desafortunadamente, los terroristas logran asesinar rehenes, entre personal civil administrativo y magistrados que no se pudieron rescatar por la Fuerza Pública. Simultáneamente, incendian los archivos, causando de esta forma una tragedia aun mayor de la ya vivida.
Después del trágico desenlace, empieza una cascada de controversias sobre lo que pudo haber sucedido. Para eso, la Corte Suprema de Justicia creo el Tribunal de Inducción, y de esta forma se adelanto una exhaustiva investigación para determinar que había pasado durante la re-toma del Palacio de Justicia. Durante este proceso, se dictamino que el Ejército de Colombia actuó bajo la Constitución y en defensa del Estado de Derecho. Al mismo tiempo, se declara culpable de estos hechos al grupo terrorista M-19. También, las diferentes acciones que el Coronel Plazas Vegas realizo durante la conflagración, fueron analizadas de manera meticulosa por el alto Tribunal; encontrando que el Coronel cumplió a cabalidad con sus responsabilidades durante la operación. Del mismo modo el Tribunal dictamino que existían pruebas suficientes; que los desaparecidos del holocausto fueron llevados al 4 piso de las instalaciones y fueron asesinados por el M-19.
Pero si ya se había esclarecido todo, hace mas de 23 años……por que ahora sale de nuevo a la luz pública todo lo sucedido ese trágico día????
En 2002, el Coronel Plazas Vega fue nombrado como Director Nacional de Estupefacientes (DNE) por el Ex Presidente Álvaro Uribe Vélez. Desde ese momento, el Coronel se convirtió en pieza fundamental para la desarticulación de las estructuras financieras del narcotráfico, como también era parte del equipo que elaboro el proyecto de ley 785 sobre Administración de Bienes Incautados y 793 sobre Extinción de Dominio; con lo cual se consiguió incautar bienes de la mafia por más de 2 billones de pesos a peligrosos narcotraficantes y sus familias; tales como Pablo Escobar Gaviria, Jairo Correa Álzate y Miguel Rodríguez orejuela, entre otros.[2] Después de estos grandes golpes a las diferentes estructuras financieras del narcoterrorismo en Colombia; el Coronel Plazas renuncia a su cargo el 9 de noviembre de 2004, cuando un grupo de congresistas del Polo Democrático, ex miembros del M-19, después de un debate político adelantado por los mismos; y de esta manera evita un desgaste político al gobierno de Álvaro Uribe Vélez.
En un hecho sin precedentes en la historia jurídica nacional, la Fiscalía General, y después de 25 años, abre una investigación por los desaparecidos del Palacio de Justicia; al mismo tiempo, que esta investigación tiene como bases testigos falsos creados por la Fiscalía misma; como delincuentes, los cuales no solo se les ofreció dadivas económicas, sino que en algunos casos, la libertad. El caso de Edgar Villareal, o Edgar Villamizar; el cual era un trabajador de la Fiscalía, más exactamente del CTI, por este motivo queda automáticamente inhabilitado para participar en cualquier proceso contra el Coronel; al mismo tiempo, este sujeto es un ex cabo del ejército que nunca perteneció a la escuela de caballería. Para la fecha de los acontecimientos, el ex cabo pertenecía a una unidad del ejército ubicada en el municipio de Granada, Meta, y por eso es imposible que haya participado en la operación de la retoma del Palacio de Justicia. También, la declaración es escrita, ilegalmente reproducida; debido a que viola el debido proceso de las leyes colombianas, además, el testigo nunca se ha presentado personalmente a las audiencias contra el Coronel.
El otro testigo clave en el proceso contra Plazas Vega es Pirso Sáenz, que otro cabo retirado del ejército, y que este personaje no aparece en los archivos como participante de la retoma del Palacio de Justicia. Este sujeto se encuentra recluido en la cárcel de combita, pagando condenas de homicidio agravado, concierto para delinquir, falsedad en documento, hurto y lesiones personales; que suman 102 años de prisión. En el momento de los acontecimientos, se encontraba detenido por hurto. En una reciente declaración, este testigo reconoce que le fue ofrecido beneficios carcelarios, económicos y hasta su posible libertad si declaraba en contra del Coronel Plazas Vega.
Lo anteriormente expuesto demuestra que el Coronel es un blanco del narcoterrorismo, debido a todos los logros que este, a cargo del DNE,  consiguió en contra de las mafias establecidas en el país, que en este momento se encuentra infiltrado en el sistema judicial colombiano. [3] Un ejemplo de esto se reflejo cuando miembros del INPEC, se llevaron a la fuerza al Coronel del hospital militar a la cárcel la Picota, atribuyéndose acciones que solo la Policía Nacional tiene según la Constitución.
Teniendo en cuenta las pruebas irrefutables que existen contra la falsedad y el complot en  el caso del Coronel Luis Alfonso Plazas Vega; los medios de comunicación y la sociedad en general deben exigir el real esclarecimiento, no solo de lo sucedido en el Palacio de Justicia; sino la gran cantidad de irregularidades en el debido proceso en contra del Coronel. De esta manera se podría ejercer una opinión objetiva y justa en el caso establecido y dejar saber de una vez por todas cuales son los verdaderos motivos que persiguen al Coronel en esta acusación.




[1] Nota de Audio, La Verdad en La Toma del Palacio de Justicia en Bogotá Colombia PARTE 1, http://www.youtube.com/watch?v=4r-xwAFAC1o, Documento Electrónico.
[2] Nota de Audio, La Verdad en La Toma del Palacio de Justicia en Bogotá Colombia PARTE 1, http //www.youtube.com/watch?v=1FIArVGpfcg, Documento Electrónico.
[3] Nota de Audio, La Verdad en La Toma del Palacio de Justicia en Bogotá Colombia PARTE 1, http //www.youtube.com/watch?v=1FIArVGpfcg, Documento Electrónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada